Hace 10 años nadie hablaba de marca personal en turismo y, a pesar de eso, a día de hoy aún nos queda un largo camino por recorrer.

Así que tanto si estás empezando con la tuya como si quieres ponerte al día, te cuento por qué funciona y las claves para lanzarte y aprovechar el momento.

¿Quién hay detrás de tu negocio? Pues tú. No te cortes y crea tu marca persona

Cuando emprendí movida por las modas o la tendencia del momento decidí mostrarme como una gran empresa, el conocido nosotros.

Esto fue un gran dilema porque yo pensaba: ¿nosotros?, ¡si solo estoy yo! 

Pero por otro lado, me decía a mí misma que mostrarme de ese modo daba más seguridad a mis clientes. 

No seré yo quién te niegue que muchos puedan seguir teniendo esta opinión, pero a día de hoy lo tengo claro: hay que invertir en marca personal en turismo.

Cuando hablo de invertir no hablo de miles de euros, hablo de trabajo y constancia, de tener las ideas claras y no perder de vista tus objetivos y estrategia.

Usa tu marca personal en turismo para conectar más que nunca

Seguramente te preguntes el porqué del cambio, ¿verdad? Aquí los 3 motivos:

#1 El más importante: conectar con las personas.

Tienes cientos de herramientas a tu disposición  que te ayudan a enseñar la carita y además, es conveniente y créeme necesario.

#2 Porque hay que buscarse el pan de cada día.

A nadie le asusta que una persona en solitario haya creado su negocio. 

Y antes de continuar, una pequeña reflexión: muchas veces trabajar en soledad no es lo que más mola, pero ese es otro tema que daría para otro post.

#3 Vale, sí. También es porque crear marca personal está de moda, pero es que funciona.

Queremos saber quién es la cara real que está detrás de ese servicio y te aseguro que si hablamos de turismo mucho más. Esto va a seguir cogiendo fuerza teniendo en cuenta el momento que estamos viviendo en el sector.

Necesitamos personas reales a quién acudir cuando tengamos un problema

Y si no, dime: cuándo necesitas una respuesta, ¿prefieres hablar con una máquina o un operador que no sabes ni donde está ubicado o con Pepi del Hotel Sol que además fue encantadora cuando hiciste la reserva? 

Vale, no hace falta que contestes, yo lo tengo claro. 

Seguro que ya has escuchado antes los beneficios de trabajar tu marca personal en turismo, pero recordar nunca está de más. Así que allá voy:

Empiezas a ser reconocida en tu sector

Cuando alguien piensa en ese servicio, de repente les viene tu nombre a la cabeza. ¿Te gusta la idea, verdad?

Surgen colaboraciones con otros compañeros

Esto no siempre significa beneficio económico, pero compartir es vivir y la generación de ideas en grupo, mucho más poderosa.

Usa tu marca personal en turismo para conectar más que nunca

Amplías tu círculo de contactos con profesionales del sector

Porque ellos también te encuentran y les gusta lo que haces y cómo lo haces. Esto puede traducirse en nuevas colaboraciones, ingresos adicionales y recomendaciones. No hay nada mejor que una buena recomendación para seguir generando confianza.

Sí, también llegan más clientes  

Porque te han conocido y les gustas. Para ello, te recomiendo, que definas bien a quién te diriges y te centres en tu estrategia, los esfuerzos estarán mucho más recompensados.

¿Cómo puedes trabajar tu marca personal en turismo?

Empieza conociéndote: el autoanálisis es fundamental.

Sabes lo que es un DAFO, pero ¿lo has hecho alguna vez? Trabaja en él y además, no es algo estanco, tiene vida propia, porque las situaciones van cambiando y a medida que desarrolles tu negocio te irás conociendo muchísimo mejor. 

Aprovecha tus fortalezas, céntrate en ellas y muéstralas. Todos somos diferentes, así que gestiona esa diferencia para crear y dejar MARCA.

Hazte las siguientes preguntas: 

  • ¿Cuál es tu idea de negocio?
  • ¿Dónde te ves en tres años con tu negocio? Esta pregunta tampoco es sencilla pero te ayuda a tener mucho más claras tus metas y tus objetivos.
  • ¿Cuáles son tus metas y tus objetivos?
  • ¿Cuál es tu valor diferencial? ¿Tu valor añadido? 

La respuesta no es fácil, pero poco a poco conociendo muy bien a tu cliente y a la competencia un día se encenderá la bombillita, te lo aseguro.

Cuando lo tengas, consigue esa frase gancho que muestre cómo ayudas.

  • ¿De cuánto tiempo dispones? Sé realista, a mí también me encantaría que el día tuviera 50 horas, pero por el momento, aún no se ha conseguido.

La organización es un arma muy poderosa, no la menosprecies. Organízate y prioriza los objetivos. Sin prisa, pero sin pausa. 

Usa tu marca personal en turismo para conectar más que nunca

Ahora llega el turno de lo más importante: ¿quién es él?

  • Define a tu cliente y ayúdate con el mapa de la empatía. No lo guardes en un cajón que te veo, ponle nombre y piensa en él cada día. 

          Debes saber qué necesita realmente tu cliente porque el servicio es para él. Así que no te cortes y pregunta. 

  • Valida tus servicios, estos irán evolucionando según el feedback y los comentarios. No tengas miedo a los cambios.
  • Elabora tu estrategia, teniendo en cuenta tus objetivos y sabiendo cómo quieres que te perciban tus clientes y cómo quieres que te recuerden. 

Y ahora llega la parte más divertida: comunica

Elige los canales dónde sabes que está tu cliente

Empieza de menos a más, te recomiendo que por no elijas más de dos, no somos superhéroes, eso déjalo para una tarde de peli con palomitas. 

Y de nuevo, la realidad: no es posible llegar a todo y cuando vayas creciendo, aprende a delegar. 

Crea tu plan de marketing digital, en el centro siempre tu cliente, ya has creado los servicios para él, pues muéstraselos. 

Esto no significa que bombardees a ventas: Inspira, haz que te desee. Da respuesta a sus preguntas y solución a sus posibles problemas. Educa y crea el contenido que él quiere encontrar.

Las redes sociales son hoy en día una de las herramientas más potentes que existen para mostrarnos al mundo, y el viaje no empieza en el destino, empieza mucho antes con una búsqueda. Así que aprovecha el poder de las búsquedas para que tu cliente encuentre aquello que desea, para que quiera estar ahí y contigo.

Crear una marca personal en turismo no es perder el tiempo, crear una marca personal es invertir, es sembrar para recoger. Y el momento, ha llegado.

La sinceridad es uno de mis valores, por eso te digo: ojo, trabajar tu marca personal, no es cosa de un día, ni de improvisación, ni de una semana hago y otra no. 

La organización y los objetivos son fundamentales para la transformación. Yo añado que visualices dónde quieres estar, puede sonar muy rosa, pero creo que visualizar tiene mucha fuerza y te ayuda a seguir hacia delante. 

Y entonces un día, después del esfuerzo invertido, tachán: la cosa funciona.

marca personal en turismo crea diferenciación.

¿Te animas? Te ayudo a crear marca personal en turismo que te haga destacar.

Antes de irme, un último consejo: confía siempre en profesionales especializados en el sector turístico para ayudarte con tu trabajo 😉.

Abrir Whatsapp
1
¡Hola! Si necesitas algo, ando por aquí.
Back Office de la Copy Turística
¡Hola de nuevo! Marta al habla. A ver, cuéntame cómo puedo ayudarte.